Doble moral i llicències

Símbol del copyleftDesprés de llegir el missatge de na Mercè Molist que avui circula per les llistes de correu i els blogs, no he pogut evitar fer una adaptació de la frase que va amollar en Sebastià Alzamora, fa un parell de dies, parlant de qui nega la unitat de la llengua catalana: Qui nega una llicència copyleft és un ignorant o un fill de puta. Tenint presents les diferències de cada cas, els motius són assemblants als de n’Alzamora: «per aquesta barreja de cansament, mandra i ràbia que em produeix el tema».

Actualització: Ahir na Mercè va ser la nostra convidada al programa Mallorca en Xarxa. Aquí (dia 15-11-2004) trobaras la gravació en Ogg Vorbis i mp3.

Després de parlar amb ella tenc qualque detall més clar: Quan algú copiant un treball i esborra el nom de l’autor, fa el pitjor dels mals possibles, perquè li nega absolutament tot a l’autor. La còpia il·legal de programari, cinema o música sempre circula amb el nom de l’autor. Sovint guanya visibilitat, que li serveix per vendre més concerts, projeccions i DVDs en condicions, o més llicències legals. La propaganda diu que copiar és robar i fer el pirata. Fals: l’autor no es queda sense el seu producte i fins i tot pot sortir guanyant. Ningú no mata ningú, com fan els pirates sense cometes. La còpia que esborra el nom, aquesta que ha fet Servimedia, no és una còpia, sinó un robatori en tota regla.

HAN VIOLADO MI LICENCIA “COPYLEFT”. ¿Y AHORA QUÿ?

Esta es una historia sobre la doble moral de las empresas de la información, que hacen campañas para “luchar contra la piratería” pero, cuando son ellas los “piratas”, miran hacia otro lado. Es la historia de la violación de una licencia “copyleft” y una demanda de ayuda para dar una respuesta adecuada.

El 13 de octubre de 2004, escribí un artículo titulado “La CMT obliga al ayuntamiento de Barcelona a cerrar la red municipal sin hilos”. Como siempre, añadí al final mi licencia libre: “Copyleft 2004 Mercè Molist. Verbatim copying, translation and distribution of this entire article is permitted in any digital medium, provided this notice is preserved”.

Envié el artículo a una lista de correo, la lista del hacklab Kernel Panic, y de aquí saltó a otras listas, hasta llegar al buzón de Javier Cuchí, de la Asociación de Internautas, que lo tradujo al castellano (el original era en catalán) y lo publicó en el weblog de la Asociación, respetando la licencia copyleft: http://www.internautas.org/article.php?sid=1974&mode=thread&order=0.

A partir de aquí, llegaron los grandes medios y se acabó el respeto. Una agencia de noticias, Servimedia, copió literalmente el artículo y lo envió, como obra suya, a sus clientes, sin mencionar a la autora ni la licencia copyleft. El texto de Servimedia ofrecía un enlace a la noticia publicada por la AI, donde se veía claramente la licencia. Pero ni “ABC”, ni “El Mundo”, entre otros, visitaron el enlace, puesto que tampoco mencionaron la licencia en sus correspondientes artículos, todos calcados del original.

Esta práctica es habitual en los medios. No es la primera vez que se copia un artículo, en parte o íntegramente, sin mencionar a la autora ni dónde se publicó. Preferentemente, se hace con los medios extranjeros, donde los lectores no suelen ir a mirar para descubrir el pastel. Pero esta vez, colegas, es diferente, porque esta vez hay una licencia copyleft.

Muy amablemente, unos amigos abogados se ofrecieron a actuar en mi nombre, enviando tres burófaxes a Servimedia, “El Mundo” y “ABC”, donde se les informaba de que habían violado una licencia copyleft y se les pedía una rectificación. Tres semanas después, ni Servimedia, ni “El Mundo” han respondido. Sólo “ABC”: “Tras un minucioso exámen sobre el origen del material publicado, hemos comprobado que la mencionada información procede de un teletipo facilitado por la agencia de noticias Servimedia.”

¿Y ahora, qué? ¿Todos contra Servimedia? Si quiero gastar más tiempo en esto, los abogados me sugieren una demanda de conciliciación (o algo así), para que rectifiquen. Si además quiero gastar dinero, puedo llevarlos a los tribunales, la ley está de mi parte. Entiendo que la vía legal es la más adecuada en temas de propiedad intelectual, pero no me apetece meterme en denuncias y pleitos y jugar en su terreno. Sólo quiero que se enteren de que hay-que-respetar-las-licencias-copyleft. ¿Alguna idea?

Hago esta denuncia desde la convicción de que de nada sirve instar a la gente a que utilice licencias libres si, cuando alguien rompe las reglas, se deja pasar alegremente. En este caso, me daría la impresión de que llevo años haciendo el tonto con una licencia de la Señorita Pepis. Si los derechos de autor son sagrados, que lo sean para tod@s, o se rompe la baraja.

Mercè Molist

Copyleft 2004 Mercè Molist.
Verbatim copying, translation and distribution of this entire article is permitted in any digital medium, provided this notice is preserved.

Vaig al web de Servimedia i llegeixo això:

Desde su creación SERVIMEDIA se ha caracterizado por su profesionalidad y por la potenciación de las noticias de índole social en los medios de comunicación. Año tras año SERVIMEDIA ha ido desarrollando nuevos productos y servicios pensando en las necesidades informativas y de comunicación que tienen las instituciones y organizaciones sin ánimo de lucro.

Res que afegir al que diu ja diu ben clar el Manifest Cluetrain.

Entrades relacionades

3 Comentaris

  1. Pingback: bitsenbloc » Les grans batalles del 2005 es preparen

  2. Pingback: bitsenbloc » Per què no Mercè?

  3. No costa tant respectar els drets d’autor, no es fa amb el Copyright?

    Nosaltres en el seu dia, varem publicar la nota i verem respectar-ne la integritat.

    http://www.informaticapublica.com/notis/noticia.php?id=223

    Eliminar l’autor és un acte de mala fé.

    Tens el nostre supot Mercè! Aprofita el reconeixement del teu nom, com a afamada periodista, per posar les coses a lloc. Donat que molta altra gent que treballa sota aquesta llicencia i es veuen en la mateixa situació constantment no gaudeixen de la teva notorietat.

Deixa un comentari