Muchas gracias, Ferran Adrià

Viernes no perdí el vuelo gracias a Ferran Adriá que tendió, sin querer, un hilo de Ariadna para compensar todas las deficiencias de la T4, que son unas cuantas. Al entrar en la terminal con Ricardo, una hora antes de la salida del vuelo, enseguida vimos los monitores. Mi vuelo IB2738 hacia BCN tenía el mostrador «puente aéreo» y el suyo, hasta PMI, el «auto checkin». Vimos un cartel con una flecha hacia el puente aéreo y nos separamos.