Entrevista a Raquel Andrés, autora de «Los ángeles no tienen Facebook»

La entrevista en La Vanguardia a la autora del libro «Los ángeles no tienen Facebook» puede resumirse en medio tuit, y así lo hice:

Periodista publica libro que va contra la comunicación escrita bit.ly/qC2ZHT

Pero hay otra parte que necesita más espacio, y de ahí ese apunte de blog. Me refiero a la respuesta a la pregunta «Hemos vivido en los últimos meses capítulos internacionales y nacionales de protestas sociales que han tenido su origen en las redes sociales. ¿Aquí cree que estas redes han sido decisivas?»:

Pienso que se les ha dado una importancia mayor de la que han tenido realmente. Si hablamos de las revoluciones internacionales pienso que el papel de las redes sociales para sacar a la gente a la calle ha sido bastante bajo, en el caso de las revoluciones árabes creo que canales como Al-Jazeera han tenido un papel mucho más destacado por su gran difusión entre las capas populares. Las redes sociales han servido para difundir el mensaje de lo que estaba pasando al resto del mundo, ahí sí.

Parece claro que el objetivo de Raquel Andrés es quitar importancia a internet sea como sea. Pero la realidad es tozuda. Quiero hacerla manifiesta desde mi puesto de observador de lo que sucede en la red a través del trabajo en Menéame. Intento que sirva para hacer una regla de tres a la hora de analizar la capacidad para analizar lo que sucede en internet por parte de alguien que publica un libro sobre el tema.

En Menéame nos sorprendió la cantidad de usuarios nuevos que llegaron desde el 15 de mayo hasta el 19 de mayo. De una media de 350.000 diarios pasamos a los 500.000 en sólo 4 días. Parecía claro que buscaban información que no aparecía publicada en otros lugares. No puedo publicar los tuits de los internautas que se quejaban por la poca cobertura en la televisión que tuvo el 15M; Twitter no publica los datos de varios meses atrás. A la hora de criticar internet, quizás un periodista podría quejarse de la vaporosidad de las redes sociales y de la dificultad para documentar hechos cuando ha pasado un tiempo. Para darse cuenta primero hay que vivir en la Red pero no, porque internet mató a mi perro, pegó a mi padre y le dijo a Fran Perea que cante. Publicaré lo que sí tengo en este momento:

En primer lugar, las cifras de crecimiento de usuarios en Menéame desde el 14 hasta el 19 de mayo. El 14 es sábado, hay menos usuarios que los días laborales (la media era de 350.000). Esto es lo que dice Google Analytics:

Visites a Menéame entre el 15 i el 19-05-2011

Visites a Menéame entre el 15 i el 19-05-2011

No se trata de una anécdota sin importancia porque Menéame está entre los cinco webs de noticias más visitados del estado español. A diferencia de los otros cuatro no tiene versión en papel y hay quien lo considera una red social –eso a lo que quita importancia Raquel Andrés. Por eso a continuación va un envío a Menéame para ilustrar cómo los periódicos apenas hablaron del 15M hasta que no pasaron 4 días después de los hechos:

El 15M als diaris

El 15M als diaris

Y para concluir la cosa, el capítulo Ciberactivisme (27-05-2011) del programa Latituds del Canal 33 en el que me entrevistaron:

Esta es la realidad que va más allá de los deseos de algunos críticos con internet. Queda publicado en este blog, que posiblemente no tendrá eco porque no es un libro de papel y no entra en los circuitos de promoción que hace que los periódicos concedan entrevistas. Pero cada día venden menos. Por algo será.

Entrades relacionades

11 Comentaris

  1. El libro de Raquel no va para nada contra la red. No sé si te lo has leído pero tienes una visión bastante distorsionada de su opinión.
    Cuanta gente de la que visitó la web de meneame realmente se mobilizó? Recibimos mucha información “gracias”o no en internet y más aún en las redes sociales. La miramos o pasamos de ella?
    Si nos quejamos de lo que pasa en la calle, porque no nos quejamos de la censura que hay en facebook (porque de haber la hay), quien lo decide? alguien a quien no hemos escogido.

    Las redes sociales muestran que la sociedad no nos deja tiempo para estar con los amigos reales, y parece que cambiemos la amistad de pie, por la amistad virtual porque nuestro tiempo es limitado, pero cuantas veces no hemos perdido el tiempo en la red? Muchas, seguro.
    Ese tiempo lo podríamos emplear en muchisimas cosas, y más productivas para nostros como personas.

    • O vaya. Parece que querías hacerme sentir mal, Mar. Que no puedo criticar lo que dice la autora en una extensa entrevista. Que yo debería leer el libro pero que ella puede criticar las redes sociales sin estar en ellas. Además parece que está decidido que el problema es no tener tiempo y perderlo conversando en internet. Que podríamos hacer muchas cosas productivas. Eso es lo que realmente me hizo sentir mal. Es verdad, siempre podemos hacer algo más productivo. Por este motivo he decidido destinar el importe del libro a una ONG para luchar contra el hambre en el mundo. Y llegado este momento no entiendo cómo Raquel no se dedica a luchar contra algo tan importante, el hembre en el mundo, en vez de escribir libros sobre redes sociales.

  2. Una respuesta muy acertada.

  3. Ves como pecas de sabio!
    Para escribir el libro, Raquel se hizó una cuenta en Facebook. Justamente para eso! Para saber de primera mano que se cuece en la red.
    No es que en la red solo hagamos cosas improductivas. Podemos hacer cosas productivas. Pero muchas veces en las redes sociales entramos por algun motivo concreto pero despues cuando terminamos? antes nos quedamos mirando 40.000 cosas. Lo digo, porque he tenido facebook, lo sé de primera mano y solo hace falta ver la gente que me rodea ahora para ver las cosas “provechosas” que hacen allí.

  4. ¿Es así cómo se hace? ¿Te abres una cuenta y ya lo sabes todo «de primera mano»? Vale, me apetece escribir sobre los franceses. A ver si encuentro vuelos baratos para un fin de semana largo. Así, no profundizando, no «pecaré de sabio». Y sin distraerme con nada, porque son así los tiempos modernos http://www.youtube.com/watch?v=MHdmaFJ6W6M

  5. No, hombre! Abriendo una cuenta no es suficiente. Falta la opinión de expertos, opiniones de usuarios, buscar, buscar, buscar. Y lo ha hecho.

  6. Ya veo. Si se consultan suficientes expertos es posible confirmar cualquier opinión.

  7. Claro, claro… No te gusta esto de no tener razón? O almenos parte de ella.

  8. Cuando en una conversación se pasa de los argumentos a los ad hominem, se termina la conversación.

    Internet esencialmente es un mundo de conversaciones. Puedo imaginar porqué a la autora no le fue bien.

  9. Si tu no has argumentado en ningún momento!
    Como puedes imaginarte cosas si tienes una visión errónea de ella?

  10. Nada que decir a si he argumentado o no; está todo arriba.

Deja un comentario